Termalismo Social

AESFAS informa:

BALNEOTERAPIA

            En este primer número de nuestra revista vamos a hablar de los efectos beneficiosos que se consiguen en la salud, y de cómo se puede paliar o prevenir el dolor crónico articular gracias a la utilización terapéutica de los baños medicinales.

            La balneoterapia es el conjunto de técnicas o tratamientos destinados a la promoción y conservación de la salud que se realizan en un balneario. Las características particulares de sus aguas –mineromedicinales- favorecen los fines terapéuticos de las mismas.

Efectos de la balneoterapia

            La balneoterapia tiene un efecto sedativo; alivia los dolores articulares, relaja los músculos y favorece la relajación. Es excelente para la oxigenación de los tejidos y el descanso general. Por otro lado, es todo un clásico en los ratamientos de salud y belleza.

            Además del tratamiento de enfermedades, la balneoterapia incluye técnicas para un mal tan moderno y extendido como el del estrés. Por eso es tan importante que, la persona que acude a un balneario, logre desconectarse en un lugar donde la prisa no existe
y en el que un buen equipo de profesionales se ocupa de su bienestar de manera directa.

Balneoterapia,  salud y dolor

            La balneoterapia no tiene límite alguno de edad, es beneficiosa para todos y se puede y debe aplicar en
innumerables dolencias, curas de reposo o ante el estrés. Cada vez es más numerosa la cantidad de personas que acuden a los balnearios en busca de una terapia natural, y no sólo son mayores de 65 años, sino que hay mucha gente joven que también hace uso de este recurso.

       La simple inmersión en las aguas termales facilita la movilidad articular y la función muscular al aprovechar el efecto de ingravidez del agua, y se consigue una mayor libertad y amplitud de movimiento, lo que ayuda a paliar el dolor articular y la progresión de determinadas dolencias, siendo muy recomendable para personas en edad avanzada.

            Además, podemos destacar que las aguas templadas son excelentes no sólo en geriatría, por mejorar su movilidad, sino para cualquier patología de origen muscular y/o articular, por ejercer un efecto vasodilatador que mejora la circulación periférica.

            Por otro lado, la relajación que proporciona el agua caliente es otro factor a tener en cuenta a la hora de mejorar la calidad de vida de personas afectadas con numerosas dolencias o con un dolor de tipo crónico. El agua caliente ejerce como un poderoso analgésico que alivia dolores musculares y articulatorios; los músculos se relajan y la circulación se activa, y estos efectos son de larga duración (en un artículo publicado por la Sociedad Gallega de Cirugía Ortopédica y Traumatológica sobre la eficacia de la balneoterapia en el dolor crónico lumbar, se hace patente la eficacia analgésica y la mejora de la movilidad gracias a la terapia con agua mineromedicinal, persistiendo incluso tres meses después del tratamiento).

            La relajación obtenida se traduce en una mejora el sistema nervioso (origen de tantos males actuales en nuestra sociedad), con lo que el paciente descansa mejor, y puede ver la vida con un mayor optimismo, restableciendo así su salud. Las curas de balneoterapia son un importante recurso terapéutico, físico y mental, con grandes posibilidades dentro de la medicina preventiva, reparadora y en general, de rehabilitación.

            Por último, indicar que estos centros –balnearios-, disponen de personal perfectamente formado y cualificado en todas las técnicas balneoterápicas, para que pueda aconsejarnos y guiarnos en los tratamientos termales, además de personalizarlos dependiendo de las características físicas y necesidades particulares de cada uno.

Irene López. Fisioterapeuta

A lo dicho por nuestra compañera añadimos que AESFAS somos una organización independiente pero colaboramos como sectorial de UDP y pretendemos atender a sus socios buscando soluciones y beneficios en el logro de servicios y productos a precios especiales y que, considerando la situación económica de la época que estamos viviendo, es una de nuestras metas materiales prioritarias. Compartimos los ideales y metas, como Organización, con la UDP y trabajamos en esa línea dado que por otra parte llevamos varios años trabajando
juntos puesto que somos socios en varias Comunidades Autónomas.

            En UDP y en AESFAS sabemos que hay muchas personas mayores, con enfermedades crónicas que necesitan tratamiento termal. Sabemos que hay muchas personas que hoy no tienen ingresos suficientes para sufragarse privadamente dichos tratamientos. Y también sabemos que muchísimos mayores no pueden desplazarse por sus propios medios a los balnearios.

            La UDP creó el “Programa de Termalismo social UDP” para resolver estas dificultades y ofrecer un servicio
de calidad a nuestros socios.
El Programa de Termalismo, se apoya en el grupo formado por el “Grupo Balnearios y Montaña”: Balneario de Hervideros de Cofrentes (Valencia), Montanejos (Castellón), Baños de Montemayor (Cáceres), el balneario
asociado de Chulilla (Valencia), Benasl (Castellón), Baños de Montemayor (Cáceres) y Elgorriaga (Navarra).   

            www.aesfas.org y en la Web: www.mayoresudp.org

                        A los afiliados de ambas Organizaciones que obtengan plaza en los balnearios del Grupo  Cofrentes, gestionando su solicitud a través de la UDP se les hará socios del balneario al que asistan con los beneficios que ello conlleva en cada caso.

 

Icono de conformidad con el Nivel A, 
	de las Directrices de Accesibilidad para 
	el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, 
	de las Directrices de Accesibilidad para el 
	Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Icono de conformidad con el Nivel Triple-A, 
	de las Directrices de Accesibilidad para el 
	Contenido Web 1.0 del W3C-WAI